Freud y los Estudios sobre la Histeria II – Cúales de sus modelos teóricos sobre la histeria aún son actuales?

2015-09-01 Histeria-Banner

La diagnosis de la histeria, a cual se dedicaba Freud en esta publicación, por varias razones hoy casi ya no existe. La ciencia psicológica, especialmente en las universidades, ya mayormente está ignorando a la teoría psicoanalítica por su preferencia de casí únicamente enfoques cognitivo-conductales. Elementos del concepto de la histeria han sido repartidos en varios elementos e integrados en otras conceptos de trastornos de los manuales diagnósticos de trastornos mentales (los más importantes sean la International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems (ICD), publicado por la Organisación Mundal de la Salud, y el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM), publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquatría).

La conversión de emociones y conflictos represados en manifestaciones corporales en el día de hoy pertenece a la categorías diagnósticas de

  • los trastornos somatomorfos (trastorno de somatización, hipocondría, trastorno dismórfico corporal, trastorno por dolor)
  • los trastornos disociativos (trastorno de conversión)

Otros elementos de la histeria, como la excitación, los flashbacks, y características de personalidad estan inlcuídos en las descripciónes de

  • los trastornos postraumáticos (trastorno de estrés postraumático) y
  • los trastornos de personalidad del Grupo B (trastorno límite de la personalidad/Borderline, trastorno histriónico de la personalidad, trastorno narcisista de la personalidad)
Freud (c)olafhajek

Sigmund Freud (c) Olaf Hajek (www.olafhajek.com)

Pacientes con este típo de problemas físicas frecuentamente vuelven a consultar a su médico de cabecera, como sus síntomas siguen aunque no se había podido identificar ninguna causa física de sus dolores. No obstante regresan a su médico, como las pacientes no están conscientes que tambien su estado emocional o mental puede influir so bienestar corporal. Muchas veces estas personas tienen un gran miedo de que su doctor les diga que su molestia no sea corporal, sino que nada más imaginado, una declaración que muchas veces les causa mucha verguenza y humillación y que les ofende mucho a paciente: No solo no me puede ayudar mi médico y siguen mis molestia, no, sino tambien dice el doctor que nada más me lo estoy imaginando!

Evidencia para conexiones entre experiencias emocionales y cambios físicos

Afortunadamente, la ciencia psicosomática ya tiene evidencia que las molestias no son imaginadas. Supuestamente ya no se puede distinguir muy claramente entre causas mentales y causas físicas para algun dolor corporal, como ya hay mucha evidencia que indica que nuestra mente y nuestro cuerpo están conectados en varias maneras muy complejas.

  • Si una persona está confrontada con una situación traumática, hoy sabemos que los niveles de la reaccion de estrés en su cuerpo causa que la memoria de esta situación está grabada de manera muy distincta que normalmente en su cerebro. Los aspectos emocionales y sensoriales (emociones, colores, ruidos, olor, toque) están grabados con una claridad excepcional al cerebro, mientras los detalles del contexto (cuando pasaba? En donde pasaba? Porque pasaba?) estan grabadas nada mas de manera muy imprecisa. Por eso, cuando recordado de la escena traumatica, la persona puede sentir las mismas percepciones físicas que tenía durante la situacion de antes, aunque ya pasaron meses o años y aunque no se recuerda muy bien que las percepciones que siente (por el recuerdo) pertenecen a la situación traumatica del origen. Asi que: El volumen del estrés en una situación influye como memorias están grabadas en el cerebro, y tambien influyen al cuerpo cuando nos recordamos (conscientemente o inconscientemente) de la situación.
  • Otra evidencia para la conexión entre la mente y el cuerpo enseña que psicoterápia efectivamente puede cambiar ciertas maneras de funcionar del cerebro. La terápia cambia muestras funcionales de neuronas en el celebro y se puede enseñar el cambio con tecnicas de imagenología como la tomografía de resonancia magnética (IRM) (Linden, 2006; Schauer, Elbert, Gotthard, et al., 2006). Entonces, ya no es ciencia ficción que lo que sentimos y pensamos tiene una manifestación correspondiente en nuestro cuerpo. En ambos sentidos, como consequencia de experiencias emocionales positivas (como en terápia) o negativas (como en situaciones traumaticas), nuestro estado de animo puede causar e influir percepciones reales en nuestro cuerpo.
  • Es muy interesante que otro área de investigación que tambien usa las tecnicas de IRM encontró primeras indicios que la manera en que nuestro cerebro procesa dolor físico tiene entrecruzamientos con la manera en que el celebro procesa el dolor emocional y el dolor social y emocional. En otras palabras, el procesamiento de caer al suelo o empujarse es muy similar al procesamiento del sentimiento de tristesa si otra persona nos rechaza (Eisenberger, Lieberman & Williams, 2003; Eisenberger & Lieberman, 2004, Eisenberger, 2012; Lieberman & Eisenberger, 2012). Los cientificos tambien observan que el hecho de que en varias idiomas describimos las penas de amor con una metáfora de un corazón quebrado puede aludir que aunque alguna emoción sea un sufrimiento emocional, tambien tiene alguna manifestación física. Entonces: Si el dolor físico y el dolor social y emocional están procesados de maneras similares en el cerebro, la presunción que las consequencias de las dos formas de sufrimiento podrían causar algúna manifestación corporal ya parece muy probable.

Entonces, si ya está explicado todo del fenómeno de la manifestación corporal por razones mentales por el cerebro – para que aún necesitamos Freud y sus ideas de emociones represados o el inconsciente?

La actualidad de las técnicas terapeuticas de los “Estudios sobre la histeria”

En mi opinion, la investigación cientifica por metodos neurobiologicos o la análisis psicodinámica no se excluyen ni se contradicen. Los resultados de la neurobiología aún nada más nos dan indicios, no pruebas, y aun no podemos concluir causalidades. No sabemos si el cambio de algúna estructural neural causa la percepción de alguna emoción o alguna sensación física, o si al reves alguna emoción causa los cambios cerebrales. Todos esos resultados aun son descripciones de acciones simultáneas, pero no nos dejan entender ni la secuencia ni la causalidad.

Además, como terapeuta no nos ayuda explicarles a los pacientes que sus síntomas surgen por alguna connexión en su cerebro. Un tratamiento asi no sirve ni para tener empatía com ellos, ni para curarles, porque no nos da ningúna posibilidad de intervenir. La investigación cientifica de la manera en que percepciones, emociones y funcciones corporales interactuan con mecanismos biológicos no nos capacita para entender mejor como le aparece al paciente su punto de vista de sí mismo o del mundo. Si alguien está represando alguna emoción, tal vez ya tenemos alguna idea del mecanismo de procesamiento en el cerebro, pero para curarle al paciente, necesitamos saber sus razones personales porque una emocion le parecia tan horrible, aterradora e inacceptable que en primer lugar la tenía que represar inconscientemente. Como terapeutas, necesitamos los dos lados de la historia: Como funciona, y como lo siente la persona?

Addicionalmente, fuí sorprendido durante la lectura de los Estudios sobre la histeria, que Freud de hecho propone técnicas terapeuticas que hasta el día de hoy son partes integrales de la practica de psicoterapia moderna, aunque sus observaciones ya llevan 12 años. En la terapia cognitiva-conductal para trastornos traumáticos, el concepto de confrontación (o exposicion) es un paradigma central. En la exposición imaginativa se le pide al paciente conmemorarse de exactamente todo lo que pasaba durante una situación traumática, para entender cúales aspectos le causaron temor, y para procesar el suceso. Es asombroso la manera en que ya Freud explicó el efecto terapeutico de una exposicion, ya en unas de las primeras obras de psicoterapia.

Hemos hallado, en efecto, y para sorpresa nuestra, al principio, que los distintos síntomas histéricos desaparecían inmediata y definitivamente en cuanto se conseguía despertar con toda claridad el recuerdo del proceso provocador, y con él el afecto concomitante, y describía el paciente con el mayor detalle posible dicho proceso, dando expresión verbal al afecto. El recuerdo desprovisto de afecto carece casi siempre de eficacia. El proceso psíquico primitivo ha de ser repetido lo más vivamente posible, retrotraído al status nascendi, y «expresado» después. En esta reproducción del proceso primitivo, y tratándose de fenómenos de excitación, aparecen éstos -convulsiones, neuralgias, alucinaciones, etc.- nuevamente con toda intensidad, para luego desaparecer de un modo definitivo.

S. Freud & J. Breuer – El mecanísmo psíquico de los fenómenos histéricos (comunicación preliminar), 1893.

Lo que expresa Freud en esas observaciones es exactamente lo mismo a que se refieren manuales terapeuticos cognitivo-conductales como la Prolonged Exposure de Edna Foa o la terapia cognitiva de Ehlers & Clark.

En conclusión, aunque los Estudios sobre la histeria por su edad no parecen a una investigación moderna médica, los primeros pasos de Freud a su expedición de acercarse al mundo extraño de la mente aún incluyen ideas muy modernas y útiles para entender y curar ciertas formas de trastornos mentales. Sus ideas no solo aún están elemenots existenciales en tratamientos modernos, pero las complementan con la actitud de siempre intentar de estar curioso y abierto a descubrir el sentido individual y autobiografico del sufrimiento del paciente.

Fuentes

  • Josef Breuer, Sigmund Freud (2011, 7. Ed.). Studien über Hysterie. Fischer Taschenbuch Verlag: Frankfurt am Main (publicado por primera vez en 1895) (traducción espanola aquí).
  • Illustración Freud: (c) Olaf Hajek (http://olafhajek.com/)

El efecto de psicoterápia a cambios en circuitos celebrales:

  • Linden, D. (2006). How psychotherapy changes the brain – the contribution of functional neuroimaging. Molecular Psychiatry, 11, 528-538. (free online copy here )
  • Schauer, M., Elbert, T., Gotthard, S., Rockstroh, B., Odenwald, M., & Neuner, F. (2006). Wiedererfahrung durch Psychotherapie modifziert Geist und Gehirn [Imaginary Reliving in Psychotherapy Modifies Mind and Brain]. Verhaltenstherapie, 16, 96-103 (free copy of german article with english abstract here).

El procesamiento de dolor físico y dolor social y sus similaridades cerebrales:

  • Eisenberger, N., Lieberman, M., & Williams, K. (2003) Does rejection hurt? An fMRI Study of Social Exclusion. Science, 302, 290-292. (free copy here)
  • Eisenberger, N., & Lieberman, M. (2004). Why rejection hurts: a common neural alarm system for physical and social pain. TRENDS in cognitive sciences 8 (7), 294-300. (free copy here)
  • Eisenberger, N. (2012). Broken Hearts and Broken Bones: A Neural Perspective on the Similarities Between Social and Physical Pain. Current Directions in Psychological Sciences, 21 (1), 42-47. (free copy here)
  • Lieberman, M., & Eisenberger, N. (2012). A pain, by any other name (rejection, exclusion, ostracism) still hurts the same: The role of dorsal anterior cingulate cortex in social and physical pain. In: Cacioppo, J., Visser, P., & Pickett, C. (Eds). Social Neuroscience: People Thinking About People (pp. 167-188). Massachusetts: Massachusetts Institute of Technology Press Book. (free copy here ).
Advertisements

Freud y los Estudios sobre la Histeria I – Como se convierten emociones represadas en dolores corporales

2015-09-01 Histeria-BannerImagínese que sea un médico al comenzar del siglo 20. Llega una paciente de 21 años y le reporta de una parálisis de su brazo y todo su lado derecho, varias alucinaciones (por ejemplo confundir cepos de arboles con serpientes) y trastornos visuales. Otra paciente llega y se lamenta de la perdida de su olfato con la excepción de la presencia de un olor de una comida dulce quemada que ella reiteradamente de repente huele. En el examen físico de las pacienties no se puede encontrar ninguna forma de daño corporal en las partes respectivas de su cuerpo. Como su médico – que haría?

2015-08-30 hysteriefischerEn mi formación profesional para volverme un psicoterapeuta psicodinámico, recientemente hemos iniciado a leer y discutir la obra de Sigmund Freud, el inventor de la técnica psicoanalítica y hemos empezado con Estudios sobre la histeria. El libro está considerado un documento historico de los inicios de la psicoanálisis, porque incluye reportes detallados de los primeros intentos de Freud de investigar síntomas emocionales, perceptuales y conductales, que hoy llamariamos „trastornos mentales“, y implica algunas primeras sugerencias para curarlas.

La lectura del libro no se lee como un reporte médico formal, sino que parece mucho más el género literario de la ficción detectivesca como Sherlock Holmes. Freud se encuentra confrontado con pacientes que le cuentan de varios síntomas que el aún no puede entender ní saber su causa, y así, el Detective Freud, aún un poco desprevenido, emprende camino juntos con sus pacientes para buscar alguna otra explicación.

Freud empieza con una anamnesis extensiva y interroga a las pacientes sobre las molestias, su biografía y su historia clínica. Especialmente se concentra en preguntarles, cuando y bajo cuales circunstancias aparecieron las sintomas mencionadas por primera vez. Durante estes anamnesis el desarrolla la teoría que las síntomas no representan algún malfunción física, sino que tienen su origen en la confrontación con alguna situación traumática en el pasado de sus pacientes.

Mientras escucha a a sus pacientes, Freud desarolla la teoría que ciertas emociones que occurrieron durante situaciones traumáticas, que, por alguna razón no pudieron estár expresadas o vividas suficientemente por la persona, se graban de manera muy profunda en la memoria y en el inconsciente de la persona. Por ejemplo si nos enojamos en algún momento, podemos

a.) expresar el sentimiento directamente a la frente de nuestro adversario, o
b.) procesar la emocion racionalmente („Relájate! No vale la pena! Sabes que tienes razon“), o
c.) nada más olvidar lo que pasó.

Esas emociones pueden constituir la base de una histeria, según Freud, si las pacientes no encuentran ninguna forma de manejo o expresión de la emocion correspondiente. Razones por eso podrían ser

  • la situación del trauma (por ejemplo durante un amenazo no hay ningun tiempo para manejar el miedo porque es prioritario actuar para sobrevivir),
  • condiciones sociales (en ciertas situaciones sociales puede causar miedo, verguenza, o penalización expresar sus emociones) o
  • el simple deseo de la persona de querer olvidar lo que ocurrio, para evitar sentirse tan vulnerable de nuevo y para seguir adelante.
  • Otra razón podría ser que las emociones se formaron en una situación de choque, miedo, sueño, parálisis o disociación, así que el protagonista no tiene ni la chanca de sentir, expresar o manejar las emociones.

El problema en los casos de histeria o de emociones conectadas a situaciones traumáticos es que la emoción no simplemente desaparece. El afecto se busca una forma diferente de expresarse – y encuentra el cuerpo.

Con cada sesión más, Freud puede reconstruir las escenas que causaron las síntomas de la primera paciente, la famosa Anna O.: En un tiempo en que ella se encargaba de cuidar a su padre enfermo, se había sentado en un sillón cerca de la cama de su padre, con el brazo derecho puesto sobre el ladillo. En un momento empezó a adormecerse, cuando vió un serpiente acercandose a su padre. En el intento de espantar la serpiente se dió cuenta que su brazo se le habia dormido a causa de su posición arriba del ladillo, así que sintió una gran desesperación por no estar capaz de proteger bien a su padre. Cuando más al rato su padre le preguntó por la hora, ella aún estuvo tan movida que le salieron las lagrimas de los ojos. Ella intentó de esconderlas, pero no obstante su vista fue desvaída.

La segunde paciente, Lucie R., era un caso un poco más facil. Ella trabajaba como educadora de dos niños en una casa de un señor, y en algun momento tenía la impresión que su patrón podría sentir algo por ella, así ella se enamoró de él. A continuación tenía varias peleas con los otros empleados de la casa, que sintieron que Lucie ya actuaba como si fuera la señora de la casa. Esas peleas, y el entendimiento, que el señor no sintía por élla en la misma manera, le humilló tanto que planeaba de despedirse de la casa. Mientras aún contemplaba su futuro, le llegó una carta de su mama, a quien le había prometido que iba a cuidar los niños del señor, como la madre de los niños, que habia muerto, habia sido una gran amiga de la mama de Lucie. Le llegó esta carta de su mama en el momento en que preparó una comida dulce en el horno, y su emoción de estar destrozado entre su obligación a su madre y los niños del señor, el intento de apartir de su mente su amor para el patrón y la humillación por los otros empleados se conectaron con el olor de la comida quebrada.

2015-08-28 egocompletoEn los dos casos se dejan identificar ciertas emociones que parecián inaceptales a las mujeres: A Anna, le pareció inaceptable sentir el agotamiento (de cuidar su padre) o la culpa (si el serpiente le hubiera dañado a su padre.). Como no pudieron entrar a la consciencia de Anna por su contenido tan inaceptable, se manifestaron en limitaciónes físicas. En momentos en que Anna sintía miedo, o culpa, de nuevo su brazo pareció haber dormidose, y su vista parecía desvaída. A Lucie, a un lado es inaceptable despedirse de la casa, por la promesa que habia dado a su mama y a la mama de los niños. Al otro lado es inaceptable quedarse en la casa, porque es inaceptable sentir su amor por su patrón, pero tampoco aguanta apartarlo de su mente. Su idea de „Estoy decepcionando a mi mama, si no cuido bien a los niños“ occurre en el momento en que llega la carta de su mama, y porque no puede entrar al consciente de ella, se manifesta en una alucinación olfatoria.

No importa que insólito y irracional las síntomas pueden aparecer a primera vista, con el saber de la historia y el contexto en que ocurrieron por primera vez, uno puede entender que las síntomas tienen un sentido, el sentido de servir como expresión sustitutiva de una emoción represada.

El enfoque de Freud de tratar las síntomas consiste de trés partes.2015-08-28 mecanismos de cura1.) Durante hipnosis, descubrir la historia de origen de las síntomas, su significado y las emociones represadas. Darles instrucciones positivas instrucciones positivas („Ya no tengas miedo de serpientes“) para llegar a su subconciente.

2.) Ordenar y animar a las pacientes a verdaderamente sentir, vivir y expresar la emoción de atrás.

3.) Reflexionar juntos con las pacientes sobre una manera racional de entender y manejar sus emociones. („Ya sabemos los dos que los serpientes verdaderamente representan el miedo y la culpa de no haber cuidado suficientemente a su padre enfermo.“).

En un segundo blog post, voy a reflexionar sobre la actualidad de la teoria de Freud sobre la histeria y compararé los planes de tratamiento de Freud y del presente.

Sources

  • Josef Breuer, Sigmund Freud (2011, 7. Ed.). Studien über Hysterie. Fischer Taschenbuch Verlag: Frankfurt am Main (publicado por primera vez en 1895) (hold the copyright for the book cover above).
  • Se puede encontrar el texto completo de Estudios sobre la histeria de Josef Breuer y Sigmund Freud en traduccion castellana en la Biblioteca del Instituto Nacional de Bienestar Magisterial de la República Dominicana
  • You can find the whole text of Studies on Hysteria by Josef Breuer and Sigmund Freud (first published in 1895) in english on archive.org in pdf or txt  format.

I’m a bit broken and a bit messed up” – Darren Hayes on growing and accepting personal flaws

When reflecting on recurring schemes or patterns in your life, we’d often love to apply a very pragmatic approach: Something doesn’t work. We analyze it. We have an hypothesis. We fix it. Everything’s fine. Bad news is: Experience shows that it’s normally not that easy.

There are things that can be fixed, and other things that will probably follow us through the rest of our lives. There is a saying that even 20 years of psychotherapy won’t change a penguin into a giraffe. Obviously, you can recommend to the penguin that he might feel better leaving the ecosystem of giraffes in order to find something more comfortable for himself. But, nevertheless, both patients and therapists normally agree on a lesson learned by experience: By analyzing your patterns, you do not learn not to fall into the same hole over and over again. Normally, you just learn how to get out of it quicker and how to try to avoid it.

At first sight, this might seem a bit frustrating and disappointing. But actually, it’s not that bad, because in the moment we accept it, we feel the relief of not having to fight for change any more, and the sensation of a burden lifted can be enormous. Therefore, almost every form of therapy concentrates on two aspects: Acceptance and Change. Or, as my father used to tell me: If you can’t root out your neuroses, pour them some water.

To illustrate the point of acceptance, I’d like to quote one of my favourite Pop Singers, Darren Hayes.

2015-08-24 ttmabIn both, his career as the lead singer and songwriter of 90’s pop band Savage Garden and as a solo artist, Hayes used music and his lyrics to express feelings like alienation, solitude, anger, depression and longing. One of the first hits of his former band, To The Moon & Back told the story of an alienated lonely girl escaping herself in Science Fiction fantasies in order to express the wish to run from her bleak and desolate reality (which might even include an allusion to suicide). I have already mentioned Two Beds And A Coffee Machine, a song from Savage Garden’s second album Affirmation that describes a mother escaping from her home after experiencing domestic violence, caught between the responsibility to protect her children and the reality of not being able to provide them on her own. Especially his second solo record The Tension And The Spark dealt with many of these topics in a very blunt way: The lyrics to Unlovable illustrate how a recent rejection experience can reanimate 2015-08-24 ttatsold schemes of self-accusation, anger, aggression, shame, blame and self-hatred (You make me feel like my mother, she abandoned me / You make me feel like the act of love is empty / Am I so unlovable? / Is my heart unbreakable? / Do I remind you of a part of you that you despise?)

During the campaign of his third solo record This Delicate Thing We’ve Made, Darren consciously decided to disclose how his personal background and the way he grew up influenced him and caused a lot of these emotional turbulences:

“My whole career as a big commercial pop artist was fed through self-hatred, basically. It was all about escapism in a fraudulent way. I became a pop star because I knew I had to become something extraordinary to escape”.

If you trace a line through the work of both Savage Garden and Darren Hayes solo, there is a recurring theme of being unloved and unlovable. It is part of what connects him at his most popular to a mass audience. If Darren is a master at articulating the simple sentiment of what it feels like to be rejected, it does not come without its own poignant back-story.

Darren grew up in the working class suburbs of Australia’s Brisbane. In the early 80s, on the run from his Father’s violence and alcoholism he was just 10 when his Mother took him and his siblings to live in a caravan to escape regular scenes of violence. His relationship with his father has been both the making and undoing of Darren Hayes. His father having long since recovered and redeemed himself (sober for 25 years) – the childhood clearly left an indelible mark on Hayes. It was his need to please that propelled him to invent a life as a pop star. The fame came but could not fill an emotional hole.

(from the official promo biography 2007 written by Paul Flynn, source below)

In a blog interview during this promotional campaign, Hayes was asked about whether his view on these topics has changed thorough the years, and he gave some remarkable answers.

Do you feel that your prior concept of being “unloved and unlovable” is still a melancholic reality for you? I think there will always be a part of me that feels hideous. I am very lucky that I am in a really gorgeous relationship – I am loved by someone that just sees me for all my strengths and weaknesses and accepts me whole. I never thought I would find that, I always thought I would end up alone. (…). The fact that I can’t lie about my insecurities is my thing. I’m a bit broken and a bit messed up. Thankfully, I’ve worked out how to put one foot in front of the other one and get through life and smile.
(…)

What’s the symbolism behind the paper crane that features on the cover artwork? It seems complicated, but it’s not. It’s an album about relationships and how fragile we all are. The paper crane is a metaphor for being alive. When you unfold it, you can see all of the creases representing the scars and choices that we have made, whether they are good or bad. That’s our life, that’s what 2015-08-24 tdtwmmakes us who we are. The idea of This Delicate Thing We’ve Made is just my way of saying that everything that happens to us, creates us. Essentially you see a whole life unfold when you unwrap the bird. [Darren then begins to fold a paper crane for me.]

Sources:

Ryan Adams – I Just Might: On Dealing with Anxiety

quadr_ijustmightSince 2005, the US-American Singer/Songwriter Ryan Adams from Jacksonville, NC has suffered from an inner ear condition called Ménière’s disease. The symptoms of this disorder can include affected hearing, nausea, vertigo and balance disturbances. Episodes are triggered by various sensous triggers as bright lights, perception of stress, and certain types of alimentation.

His last, excellent self-titled album includes a song called I Just Might that illustrates very palpably and colourful an individual caught in a state of mind that (subjectively interpreted) might not only be associated to an episode of Ménière’s Disease, but also to the subjective perceptions of a panic attack or other forms of anxiety.

The protagonist of the song describes himself being caught in a dark room with covered windows, but yet in the first line, light begins to enter the room. From the very beginning, this light is connotated as a threat to the protagonist, an omen or preannouncement. (The lights are harsh as they break through the blinds // Shadows on the wall cross my face in black lines) The light from the outside causes the darkness inside.

Similar to a monster coming closer, the light and the associated threat seem to creep up on the protagonist, gradually and inevitabily approaching, (Daylight is so close, i can almost taste it). Becoming aware of this impending doom, the protagonist desperately tries to hold off the feelings emerging inside, with the effect that he has to realize that by his increasing attempts to control them, he even worsens the perceived tension, up to the point where he’s left paralyzed and defenseless (Dunno what to say, dunno what I said (…) Never leave the house, barely leave the room (…) Keep your head down, keep your eyes shut tight (…)). As a consequence, he falls into a state of desperate, resigned disconnection probably comparable to a state of dissociation (I’m free from desire as a rise above the maze).

The song doesn’t leave its protagonist in this hell though, but also offers a hint at what could be the resolve. The lines in the chours beginning with i just might imply that the outburst of the panic and the loss of control are the things the protagonist fears the most, but also, that that’s exactly what is about has to happen (and what the character might be beginning to embrace – i just might). Loosing control is scary, but fighting it even worsens everything, because it increases the tension and therefore augments the suffering.

The whole concept of a progressing deterioration is also reflected in the musical arrangement of the song. The anticipatory anxiety is expressed by very tense, deep played palm-muted notes (guitarists will be familiar to the concept of muting strings at the bottom of their guitar with the palm of the playing hand in order to create a repressed (sic!), deep and rock’y sound). These notes continue through all the song – implying that the impending doom of breaking out is always present, and just the intensity changes. In contrast, the moments where the protagonist is close to actually breaking out are accompanied by open played chords, standing for release, resolve and liberation.

The fact that after the final outburst of this type of music, when the listener thinks the song might already reached his end, the palm-muting notes start all over again. Anxiety or panic is not a singular, isolated experience. It continues to accompany the person in the everyday life – again, and again, and again (the last intonation of i just might in the song gives a hint of how exhausting this process can be). Fighting it will only make it worse. The only solution is to accept it.

tl;dnr
In his song “I Just Might”, Ryan Adams describes a character in a state of desperation. The illustrative and palpable depiction also serves to describe the state of mind of people suffering from panic attacks or other forms of anxiety. The arrangement of the song reflects very well its ideas. Fighting your feelings doesn’t work. Accepting them is hard, but will be the only way to resolve.

To check out the song, you can find a pretty good live version on youtube (though the studio version and the iTunes Festival 2014-version are even better!)

See Ryan talking candidly about his condition in an video interview with Canadian radio station CBC Q in 2012

To find one of the best and most thorough articles about Ryan Adams 2014-2015, go here. <

Unconscious creative processes (Horvat and Borges)

In a recent exposition in the Museum für Photographie in Berlin, Italian photographer Frank Horvat reorganized some of his photographs from various decades in order to identify certain topics in his art and categorize and subsimize a selection of his work under these topics. The exhibition is called The House Of 15 Keys and is accompanied by a leaflet in which Horvat himself defines and explains each of this 15 „keys“. In the explanation to the key „Dumb Photos“, he quotes Jorge Luis Borges, who allegedly said something like:

Un escritor no puede ser un gran escritor, si solo escribe lo que cree que escriba.

A writer can not be a great writer, if he only writes what he thinks he writes.

(Quote is not completely 1:1, it’s reproduced by ear and translated various times).

Horvat refers to the fact that sometimes his best photographs became so interesting because of certain details in composition that he hadn’t even noticed when he took the photograph. So aside from planning, composition, design and technique, he says that coincidence and chance have an impact on the creation of art that shouldn’t be underestimated.

To me, this is a perfect allegory, that aside from conscious intentions and chance, sub- or unconscious elements also influence the creative process. To willingly and explicitly admit, that he as an artist only has so much in control, and that sometimes the best things lie outside of his control, made me smile quite a bit.

tl;dnr:
The best art contains an element of coincidence that is not controlled intentionally by the artist. This idea can be easily connected to the psychoanalytic concept of the sub- or even unconscious.

There’s no use in shooting along // Herir a tiros no sirve para nada.

canon– Cannon on the Old Town City Wall of Dubrovnik, Croatia.

The heart of every analytical therapy is the interpretation of the conscious or unconscious material the patient presents to his therapist. To the patient, his feelings, his behaviour or his symptoms often seem very confusing or obscure. Therefore, the purpose of an interpretation is to try to offer a meaning, or a hidden sense in the stories of the patient. In my training therapy though, I realize that the content of the interpretation is not the only thing that matters. At least as important as the content are the time when it is given and the dose.

Psychoanalysts (at least in Germany) use the term “to shoot at someone / to shoot along someone) to describe a premature interpretation. If the interpretation isn’t appropriate to the situation the patients finds himself in at the very moment, or if he is still overwhelmed by its meaning, then it doesn’t matter at all, whether the content of the interpretation is correct or not. The patient will use his defense mechanisms and isn’t able to reflect on the message of the interpretation. Somebody once said to me: It’s not just about getting to know yourself. It’s not just about seeing certain things about yourself. It’s also about whether you are ready to see them. Whether you are able to deal with them.

As a student, this is quite challenging, as I often feel ambitious to prove myself. The ambitious wish to quickly present a convincing and truthful interpretation might be comparable to the ambition to present your homework to the teacher: “Look what I did! I got it!” – which is understandable, but not always helpful, because it can be distracting you from what is going on in the current situation with a patient.

In training therapy, I realize that the way that enables me to learn difficult stuff about myself is not getting shooted along. The mechanism that serves me the best is not the therapist telling me how things are or what to do. The mechanism that serves me best is being supported by the therapist to hear for myself what I am actually saying. To learn how to listen to myself.

tl; dnr:
It can be counterproductive to confront people with alleged truths and interpretaions. Timing and dose are just as important as the content of an interpretation or a recommendation.

“you can’t wake a girl who pretends to sleep”

(you can find an english version of this blog post here).

En el marzo de este año me fui a ver un showcase de Gemma Hayes, una cantante singer/songwriter irlandesa. Ella presentaba su quinto disco Bones + Longing en un chiquito Jazz Bar. Sus canciones meticulosamente arregladas e instrumentadas combinan elementos de Indie Rock, guitarra acústica y un toque del ruído y la confusión de Shoegaze de los 80s con letras muy finas, melancólicas e intensas. Casi parece catarsis, como se saca sus observaciones de lo mas adentro de ella.

Las siguientes líneas de una canción que cantaba esta noche se pegaron en mi mente:

what do you burn, what do you keep?
you can’t wake a girl that pretends to sleep
over and over, cutting at scars
you need the darkness if you wanna see stars

i don’t know why i tell you these things…
(gemma hayes – ruin)

En la canción, una mujer se encuentra en un estado de choque, de enojo, y de estar asustada. El hecho de que se enamoró del destinatario le hizo salir de su mundo de adentro cúal se había instalado como un refugio para protejerse del exterior. Así que la línea de „no puedes despertar a una chava que simula a dormir“ es una queja y la expresión de un gran miedo – que le pasará ahorita a la mujer, ya que está sacada de su refugio, ya que está despierta?

Esta cita se volvió muy útil para mi. Muchas veces me encuentré desesperado o enojado con gente (en la vida profesionál como privada), cuando tenía la impresión que yo sabía como se les vaya mejor a la otra gente. Que nada más me tendrían que hacer caso! Y! A! Fuerza! No! Me! Querían! Entender! Aunque yo tambien ya me he encontrado en situaciones en las que me había dado cuenta que lo que pensaba / hacía / decidía no era ventajoso para mí y no había cambiado nada, la comparación no me sirvió (como ya sabemos, si se trata de sí mismo, siempre es otro pedo… (-: ). A veces a fuerza queremos quedarnos dormidos.

gemma_ruinEn estos momentos, la frase you can’t wake a girl who pretends to sleep me enseñó acceptar, que no soy yo el que tenga el poder de cambiar, ni siquiera influir a otras personas (que, de hecho, es una idea de omnipotencia y narcissismo…), sino que el efecto que yo puedo hacer – tiene limites. Al final de las cuentas, personas siempre tomarán sus propias decisiones. Y no puedo hacer nada.

Y en este momento, me quedé con la pregunta, porque a mí me costaba más acceptarlo comparado a que les costó a las otras personas seguir con su (supuestamente) mal comportamiento. Ahora – ¿quién era la persona que estaba dormida? No lo era mucho más yo? Dormido en el refugio que tenía razón, que sabía mejor – aunque tal vez aún no habia entendido las razones (emocionales) y la motivación profunda de la otra persona por su comportamiento? Aunque tal vez aun no habia entendido la dimensión de mi dependencia de quedarme en el papel de „el que tiene razon / el que sabe como ayudar“, y por eso había olvidado realmente escuchar?

Quedarse dormido a veces nos protege de un entendimiento para lo cual tal vez aún no estamos listos. Dice el psícoanalísta austriaco Alfred Adler: „El sueño tiene la intención de engañar al soñador. (…) Si alguíen se quiere engañar a sí mismo en la vida despierta, usa los mismos medios.

Y despertar si puede asustar y causar muchísimo miedo. La frase I don’t know why i tell you these things ya indica que, aún asustada por su propio coraje, ella ya intenta un paso adelante a abrirse al mundo de afuera. You need the darkness if you wanna see stars.

tl;dnr:
Está bien que tenemos mechánismos de defensa que nos protegen de ideas que aún no aguantamos. Pero si te enojas con otra gente, podría ser útil preguntarse: Quien es la persona que tiene el problema? // Y ademas: Gemma Hayes compone música increíble con letras profundísimas.

Fuentes
Adler, Alfred (1931). Individualpsychologie und Psychoanalyse. In G. Eife (Ed.), Alfred Adler. Persönlichkeitstheorie, Psychopathologie, Psychotherapie (1913-1937) (p. 482-497). Göttingen: Vandenhoeck & Ruprecht GmbH.
Hayes, Gemma (2012). Ruin. On Let It Break [Music Disc]. London: Fullfill LLC UK Ltd & Santa Monica, California: Universal Musc Operations.